Mindfulness o atención plena

Consiste en aprender a vivir aquí y ahora, eliminando de nuestro pensamiento las tendencias recurrentes al miedo o a la expectativa. Es el cultivo de una conciencia plena que sabe aceptar lo que pasa en el presente sin añadir filtros ni prejuicios.

La maestría de ser conscientes aquí y ahora se basa en el desarrollo de la capacidad de la atención. Y la atención constituye una capacidad innata de las personas que, por lo tanto, se puede acrecentar y perfeccionar.

Mindfulness según Rob Nairn

Traducción del vídeo

¿Qué es mindfulness?

Rob Nairn sostiene que mindfulness (atención plena) es saber lo que está pasando, cuando está sucediendo, sin preferencias.

Se trata de la intención de prestar atención al momento presente sin enjuiciarlo. La mayoría de nosotros raramente estamos en el momento presente. Por el contrario, nuestra atención se halla distraída siguiendo nuestros pensamientos sobre situaciones del pasado o pensando en planes para el futuro. Nuestros pensamientos nos parecen tan reales como reales somos nosotros mismos. Tanto es así, que muy a menudo no nos damos cuenta de lo que estamos haciendo o de qué está pasando pues hemos puesto el piloto automático de nuestras tendencias habituales.

Se puede cultivar mindfulness (atención plena) mediante un adiestramiento sistemático que nos enseña a ser conscientes y a fluir dentro del orden de nuestra vida, y a sentirnos todo el tiempo en el momento presente. Esto nos permite irnos desprendiendo de las reacciones automáticas y de los patrones habituales de pensamiento y, en su lugar, ver las cosas con mayor claridad respondiendo más que reaccionando.

Aclarar malentendidos

  • Mindfulness no es una religión; es simplemente un método de adiestramiento mental.
  • Mindfulness no es algo complicado. Aprender a practicar mindfulness no tiene por qué llevar mucho tiempo, pero sí se necesita paciencia y perseverancia.
  • Mindfulness no es tener que aceptar lo inaceptable. Mindfulness evita dispersar el pensamiento y ayuda a focalizarse sobre los objetivos de la vida.
  • Mindfulness trata de tener mayor calidad en nuestra visión del mundo para poder tomar decisiones más sabias y llevar a cabo acciones más eficaces para cambiar las cosas que se han de cambiar.
  • Mindfulness no conlleva sentir devoción por ninguna tradición religiosa o espiritual y se practica en contextos totalmente laicos.

Tipos de programas de Mindfulness

La práctica de reducción del estrés fue fundada en 1979 por Jon Kabat-Zinn en la Universidad Massachusetts Medical School, en EEUU. Más de 16.000 personas han realizado el curso de Mindfulness basado en la reducción del estrés (MBSR) aplicado en las peores condiciones de salud, como dolor crónico, enfermedad coronaria, ansiedad, depresión, psoriasis e insomnio.

En la década de 1990, Mark Williams, John Teasdale y Zindel Segal elaboraron el anterior MBSR y aplicaron el tratamiento de mindfulness en la depresión. Su programa Mindfulness basado en la terapia cognitiva (MBCT) está recomendado por el National Institute of Clinical Excellence como tratamiento para la depresión recurrente.

En 2011, Rob Nairn creó el Curso de Mindfulness basado en la vida (MBLC) cuyos puntos principales son la compasión y el adiestramiento de la mente. Es un tipo de programa único de Mindfulness  que se presenta como un viaje para profundizar en nuestra experiencia de estar presentes y aceptarnos a nosotros mismos tal como somos. Dicho curso se imparte a través de la organización Mindfulness Association y está abierto a cualquier persona que lo quiera realizar.

¿Qué nos dice la investigación científica?

La ciencia demuestra que Mindfulness puede mejorar nuestra capacidad de procesar la información, reducir los problemas cerebrales relativos a la vejez y reforzar nuestro sistema inmune. Otras pruebas sugieren que la práctica regular de Mindfulness puede mejorar la comunicación, la resolución de problemas, aumentar la concentración y la focalización en objetivos, aumentar la capacidad de gestionar conflictos, lograr el equilibrio entre resistencia y flexibilidad (resiliencia) en el trabajo, mejorar la claridad y el pensamiento creativo, promover el bienestar físico y mental.

¿En qué contextos se puede aplicar Mindfulness?

Mindfulness se está empleando en una amplia variedad de centros como hospitales, prisiones, escuelas, colegios y universidades, y en el mundo de la empresa, tribunales, trabajo social, etc. De hecho, en países y naciones como Estados Unidos, Canadá y Escocia, se está integrando Mindfulness en la práctica profesional en el campo de la Asistencia Social cada vez más, y de forma muy creativa .

Mindfulness es saber lo que está ocurriendo cuando está sucediendo, sin preferencias. Es la intención de prestar atención al momento presente, sin enjuiciarlo. Mindfulness puede practicarlo cualquier persona en cualquier momento. Mindfulness se ha hecho para personas que quieren ser más plenamente conscientes y mejorar su calidad de vida, viviendo la vida en toda su plenitud.

Mindfulness tiene su origen en las prácticas contemplativas orientales. En los últimos años, se ha establecido como una importante técnica en diversas corrientes de la psicología occidental.

Su expansión se inició a partir del éxito de la práctica de reducción del estrés de Jon Kabat-Zinn, mientras que paralelamente las investigaciones neurocientíficas demostraban su gran potencial sanador en el campo de la medicina. En la actualidad, la meditación mindfulness se está generalizando como un poderoso complemento para la medicina, la psicología cognitiva y de la conducta, la psicoterapia, etc.

Otros campos a los que se dirige son: la educación, la empresa, el deporte, la asistencia e intervención social. En la actualidad, constituye una de las técnicas psicológicas más innovadoras y extendidas en Estados Unidos y Gran Bretaña.

A diferencia de otros sistemas de mindfulness que se basan en la reducción del estrés o en terapias cognitivas, nuestro programa está basado en la compasión, lo que quiere decir que el componente sanador no es la relajación o el reajuste de procesos cognitivos, sino el desarrollo de una actitud básica de estudio, comprensión, acercamiento y aceptación de nosotros mismos, de la realidad y de las demás personas.