Cuando comas, come; cuando duermas, duerme

Se cuenta que en cierta ocasión un maestro zen decía: “Cuando como, como; cuando duermo, duermo“. Y seguramente de este aforismo zen los publicistas de BMW se han inspirado para crear un bello anuncio publicitario y recordarnos que en todas las actividades las podemos vivir plenamente.

De la misma manera que en el famoso verso de Rosa es una rosa es una rosa es una rosa el significar recursivamente nos invita a vivir cualquier cosa o actividad en su verdadera dimensión.